horno de casa

horno de casa

Tenia muchas ganas de hacer un bizcocho con la masa madre que empleo para hacer pan, y por fin ha llegado el día.

La receta que he usado es de Luis Olmedo del blog MY EUROPEAN CAKES,  y ha salido riquísimo, aunque estaba segura que saldría estupendo, porque está muy bien explicado como hace los cálculos de las cantidades y como lo prepara.

Os dejo la receta de como lo he hecho, y el enlace de como hacer masa madre por si no tenéis una preparada, pero si no tenéis masa madre preparada poneros a hacerla de inmediato porque necesitareis como mínimo 5 días para tenerla lista para el bizcocho.

Ingredientes

  • 200gr de masa madre ( refrescada con leche)
  • una pizca de sal
  • 230gr de leche + 20gr de zumo de limón ( para hacer el buttermilk )
  • 4 huevos XL
  • 350gr de azúcar ( yo uso panela )
  • 150 gr de aceite de oliva suave
  • ralladura de un limón
  • 5 gr de bicarbonato
  • 10 gr de levadura royal
  • 270 gr de harina floja tamizada
  • una cucharadita de canela

Preparación

Refrescamos la masa madre la noche anterior, para ello he usado 50 gr de masa madre y le he añadido 75 gr de harina  y 75 gr de leche la he removido bien, la he tapado con un paño y la he puesto dentro del horno con este apagado para que estuviera en un sitio cálido y sin corrientes de aire.

Media hora antes de ponernos a hacer el bizcocho preparamos en un bol pequeño 230gr de leche ( yo la he puesto de oveja por que es la que gastamos ) y le añadimos 20gr de zumo de limón, removemos, y dejamos reposar unos 30 minutos, veremos que la leche se nos corta y en ese momento tenemos el buttermilk listo para usarlo en el bizcocho. El limón antes de exprimirlo lo tenemos que rallar y reservamos la ralladura.

Ponemos a calentar el horno a 180ºC, y en el bol de la batidora ponemos los huevos, la pizca de sal y el azúcar y batimos durante varios minutos hasta que quede una mezcla cremosa.

Añadimos poco a poco mientras batimos el aceite, la ralladura de limón, el buttermilk que hemos preparado y la masa madre que debe de haber crecido el doble de su volumen, mezclamos bien y dejamos la batidora.

Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato y se la añadimos a la mezcla pero ahora con unas varillas de mano para no sacar el aire que le hemos introducido al bizcocho batiéndolo.

Engrasamos un molde y echamos en él la masa y lo ponemos al horno unos 55 minutos, para saber si está hecho lo pinchamos con un palillo y si sale limpio es que ya está. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Esta preparación al llevar bicarbonato hay que meterla inmediatamente en el horno, porque este reacciona muy rápido en contacto con los ácidos, mientras que las que llevan solamente impulsor tipo royal se pueden mantener en el frigorífico durante algún tiempo antes de hacerlas en el horno ya que estos reaccionan con el calor.

El bicarbonato en esta receta se emplea, además de para que suba el bizcocho, para neutralizar la acidez del buttermilk y de la masa madre, es fundamental no pasarnos de las medidas de impulsor ni de bicarbonato ya que si lo hiciéramos el bizcocho subiría mucho por la gran cantidad de gas que se genera en su interior pero después se nos quedaría hundido.

Queda un bizcocho muy jugoso y lleno de sabor, que espero os guste.

 Desde aquí quiero darte las gracias Luis por tu receta.

 

 

Tagged with →